domingo, mayo 17, 2015

¿PARA QUE MARCHAR?

Una de las herramientas de la Acción No Violenta, son las marchas o si se prefiere las largas caminatas.

Una de las marchas más reconocidas, pero poco difundidas, fue la que impulso Mahatma Gandhi en la India, popularmente conocida como la Marcha de la Sal o como Salt Satyagraha.

Esta marcha se inicia con la decisión de impulsar una acción de desobediencia civil contra la producción, distribución de la sal, además de los impuestos respectivos, todo ello en manos del Imperio Británico.

Años más tarde Martin Luther King, iniciará largas marchas en diversas ciudades de Estados Unidos, con el fin de que los ciudadanos negros tengan los mismos derechos que los ciudadanos blancos.

En la Sudáfrica de la segregación, fueron ciento las marchas organizadas por el Congreso Nacional Africano, cuya finalidad era fundar una república democrática y multirracial.

En nuestro país mucho se ha hablado de la Matanza de la Escuela Domingo Santa María, pero pocos han reparado que esa fue una gran marcha No Violenta, llevado a cabo por los trabajadores de las pampas salitreras, existentes en el norte de Chile. Su propósito eran los cambios fundamentales que deberían realizarse respecto al pago de sus salarios.

Sin duda, podríamos mencionar muchas situaciones semejantes. Pero estos cuatro ejemplos expuestos tienen en común, según mi parecer, cuatro factores comunes.

El primero de ellos, estas marchas son acciones No Violentas, no existe por parte de quienes caminan el porte de armas de aniquilación de vidas humanas y no buscan un enfrentamiento o combate, cuyo propósito final sea la aniquilación de su adversario.

La segunda característica es que estas marchas dan cuenta de un poder desobediente al orden establecido. Pero ese poder no se construye de la noche a la mañana, implica un largo camino de organización y de educación de sus dirigentes y de sus adherentes.

La mayoría de los chilenos, ignora la existencia de los Highlander que existen en EE.UU. Estas fueron escuelas de formación de  dirigentes para la lucha no violenta, generando los liderazgos que el  Movimiento por los Derechos Civiles de los negros requería. Uno de ellos fue Martin Luther King.

En nuestro país, estas escuelas de formación se dieron a través del teatro obrero y de sus periódicos.

La tercera característica común, y muy importante, buscar afectar el talón de Aquiles del adversario. Y este talón es su economía.

La marcha de la sal buscaba evitar el pago de impuesto. Al obtener dicho resultado, la desobediencia civil afecta la economía del dominante.

Las marchas y llamados de Luther King y otros dirigentes a prescindir de los medios de transporte colectivo segregado, causo daños en dicha industria.

El asesinato de M.L.K. por parte de un “solitario psicópata” es sólo creíble por la verdad oficial. Al lograr el término de la  segregación racial, este movimiento volcaría su organización a un movimiento pacifista anti guerra de Vietnam. Esta decisión no fue del agrado de los dueños de la industria bélica, la cual vería afectada sus ganancias.

La gran marcha de los obreros del salitre, en plena pampa, con el sol abrazador del desierto, fue considerado por los dueños de las empresas del oro blanco, como un verdadero sabotaje.

La marcha implicaba la paralización de las faenas y este era y es el Talón de Aquiles, al cual los hombres y mujeres de la no violencia hacen frente.

Finalmente la cuarta característica común, en estos tres ejemplos sucintos, es que también son un movimiento político, en el sentido que buscan alterar la forma como se ejerce el poder y están en condiciones de exigirlo porque han recuperado el poder de sí mismo.

Para Gandhi Sathyagraha  significa insistencia en la verdad, fuerza del alma o fuerza de la verdad. Louis Fischer, biógrafo de Gandhi, señala. “la sathyagraha es lo opuesto al ojo por ojo”[1]. Es la reivindicación de la verdad., decía Alma Grande.

Lar marchas tienen como primer objetivo mostrar públicamente una situación de injusticia o si se prefiere tienen como objetivo revelar los hechos, correr el velo de Isis, reivindicar la verdad.

Desde el año 2011, nuestro país viene descorriendo un velo, que cada vez muestra más mentiras impuestas como verdad, como verdad oficial.

La marcha de los estudiantes por una educación gratis, pública y de calidad, dejo de manifiesto el lucro en la educación con recursos públicos, la segregación de los alumnos con necesidades de otros sistemas de enseñanza/aprendizaje.

Se optó por un sistema cuyo énfasis es la homogeneidad, la estandarización y en consecuencia enemiga de la diversidad de aprendizajes.

No cabe duda que este fue un gran logro que opaco al primer gobierno de derecha después de 50 años.

Sin embargo, la situación que vivimos con el segundo gobierno de la Presidenta Bachelet, en materia de educación,  debe ser auscultada con rigurosidad espartana.

Ya sabemos la enorme capacidad de perversión que tienen los partidos del dúo-polio.

Veamos. ¿La reforma educacional que propuso el Gobierno, es conocida por todos los chilenos? ¿La reforma educacional que se aprobó es la que demandaba el movimiento por una educación gratis, pública y de calidad? ¿No les llama la atención a Uds. que la confederación de colegios particulares ya no paga insertos en las radios oponiéndose a la reforma? ¿Cuántos colegios particulares subvencionados de tu comuna, serán el próximo año particulares, con todas sus letras, pese a la vociferación del año pasado?

No cabe duda que el Movimiento por una educación gratis, pública y de calidad, logro remecer las estructuras del país e instalar un tema en la palestra pública que develo a quienes inventaron el CAE para la educación, quienes lo aplicaron y quienes se enriquecieron y también, quienes fueron sus víctimas.Pero tampoco olvidemos la capacidad de perversión de nuestra élite, para quienes su aforismo es: movamos todo, para que todo siga igual.

Las marchas tienen dos propósitos, develar una situación injusta y transformar la conciencia del opositor u opresor.

La situación injusta ya está puesta en el tapete, pero la transformación del opositor u opresor, para que abandone sus estructuras y relaciones de dominación, no se observa en el horizonte más cercano.

¿Cuál es el camino a seguir? Sólo a manera de sugerencia; cien o ciento cincuenta mil personas marchando en forma no violenta en la última marcha sin duda es un logro. Pero, ¿Se imaginan a la mitad de ellos, en cada uno de los rincones de cada ciudad, haciendo puerta a puerta difundiendo los fundamentos de una educación de Verdad Pública, Gratuita y de Calidad? ¿Se imaginan a esos cincuenta mil multiplicado, solamente, por dos?

¿Se imaginan a esos ciento cincuenta mil ciudadanos, enviando correo, twitter a los honorables, exigiéndoles que voten por una educación de Verdad Pública, Gratuita y de Calidad, de manera clara, transparente y proba, sin cocina?

El movimiento estudiantil tiene que revisar sus prácticas y adoptar otras estrategias, a las cuales sin duda, se sumarán los indignados de Chile.

El camino de la Acción No Violenta, aún no escribe sus páginas en el comienzo de este siglo.


 Omar Williams López



[1] Gandhi. Reflexiones sobre la No Violencia

jueves, mayo 14, 2015

A EXPENSAS DEL MINOTAURO



Si Ariadna no hubiese tenido la precaución de atar un hilo firme y consistente, lo más probable es que junto a Teseo, todavía estarían divagando por el laberinto, en una búsqueda sin retorno y con toda seguridad a merced del Minotauro.

No cabe duda que los partidos políticos de nuestro país, son la antítesis de Ariadna. Han perdido el hilo conductor y hoy sólo divagan en sus cuatro paredes, sin siquiera atinar, a trazar una raya en los muros; esto les permitiría a lo menos, darse cuenta que vuelven de manera reiterada, a su propio camino sin destino.

Sin embargo, están en la cúspide del Olimpo y para nada les interesa el destino de quienes los pusieron en esa privilegiada situación.

Hoy el 11 % confía en los partidos políticos y un porcentaje semejante confía en el parlamento. Pero esta desconfianza generalizada para nada los hace enmendar el rumbo.

Si la soberanía popular radica en el pueblo, sin duda, hoy, esta soberanía ha sido usurpada y hoy esta cautiva en los escritorios de algunos dirigentes, de cada uno de los partidos políticos. La decisión de la presidenta de que todos los   partidos realicen un refichaje, no es sinónimo de la democratización al interior de ellos.

Si la soberanía es quien delega su poder mediante un régimen democrático, comprobamos que esa afirmación, hoy en nuestro país, es un eufemismo. ¿Cómo llegamos a perder la soberanía? La respuesta es simple, pero de consecuencias profundas.

La soberanía se perdió porque nuestros legisladores, legislaron leyes para ellos mismos que protegieran su poder alcanzado en detrimento de quienes se lo habían otorgado. Y estos últimos, de soberanos, devinieron en súbditos.

Por esa razón siempre desconfié de la iniciativa del voto voluntario, porque para esta plutocracia, lo importante es el rito, no importa de cuantos concurran. Lo importante es lo legal, no la legitimidad del acto.

Un parlamento desacreditado, donde cerca del 90% de los chilenos no cree en ellos, un parlamento donde casi el 70% de los allí presentes, recibieron fondos fraudulentos para su reelección, en otras palabras un parlamento corrupto, ¿Puede garantizarnos que se transformaran en un poder constituyente, ecuánime, que defenderá los intereses de la nación y de las grandes mayorías? La respuesta es una sola NO.

Pero volvamos al Minotauro, que en esta historia no ha muerto, que Perseo esta embriagado de vanidad y Ariadna se ha perdido en los grandes Mall, enloquecida por el consumo ¿Qué podemos hacer?

El próximo año y el subsiguiente el país será convocado a nuevas elecciones. Y estos partidos, venido a empresa de asalto al botín, volverán a proponernos los rostros de los ya consagrados desacreditados. Pero como las falacias en este país funcionan y la falacia “dejemos que las instituciones funcionen”, bastará con el hecho legal de que vote el 10 % de los ciudadanos. Para esta casta, la legitimidad de sus actos no tiene ninguna significancia. Si no me creen, respondan esta pregunta ¿Por qué una mente brillante propone que el ex ministro Peñailillo, ocupe el cargo de Diputado dejado por el ahora ministro Insulsa? Después, algunos se dieron cuenta del error involuntario y rápidamente se les ocurrió otros mecanismos más democráticos.

En las próximas elecciones respecto a los candidatos y respecto a los supuestos proyectos políticos nada cambiará, la ciudadanía se enfrentará a la misma oferta, tal vez envuelta en otros colores, pero nada será distinto y la respuesta, frente al mismo mal chiste repetido, será la abstención.

Porque hoy, quienes detentan el poder no están dispuestos a ceder un ápice de él, por lo tanto  el conflicto en chile, no es sólo de crisis ética en la política, de falta de representatividad, es un conflicto de lucha política, es una lucha por el poder.

Es una lucha política que busca recuperar el poder constituyente en los ciudadanos, arrebatándose los a los mandatados.

La recuperación del poder constituyente de los ciudadanos no es sinónimo de levantamientos populares como los ocurridos en Inglaterra en el año 1380 u otros análogos. Es recuperar el hilo de Ariadna, es decir de la sensatez, de la cordura, de los equilibrios pertinentes entre las mayorías y las minorías, rompiendo con la idea, hegemónica,  que un tercio es igual al cincuenta por ciento. Es recuperar el sentido y propósito de las instituciones, las cuales en su gran mayoría, han sido pervertidas y hay que recuperarlas de esa perversión.

Esta lucha política hay que darla con nuevos instrumentos políticos, con nuevos partidos políticos, con ciudadanos que salgan a la cancha a jugarse su opción contra el orden establecido por los partidos corruptos y decadentes.

Las próximas elecciones son la oportunidad para levantar otras opciones políticas que alteren el actual derrotero. Es la oportunidad de proponer cosas de sentido común. Es la oportunidad de acabar con el Minotauro, sólo así, estimo, los ciudadanos volverán a las urnas, para constituir actos democráticos legales y legítimos.

Omar Williams López


A mediados del mes V, a quince años de iniciado el siglo XXI, en el lugar de descanso.

martes, mayo 05, 2015

Bolivia de Evo Morales derrumba los mitos del Neo liberalismo por Rafael Gumucio Rivas


                El neoliberalismo no corresponde a la ciencia económica, ni tampoco es un mero pragmatismo: el tema de “el fin de las ideologías” es una mera especulación, sin ningún asentamiento en la realidad. El neoliberalismo, según mi amigo Jorge Vergara, uno de los especialistas connotados sobre el tema, es una utopía – agrego, una de las más radicales del mundo contemporáneo – y como tal, tiene una serie de concepciones rígidas y principios dogmáticos que, para sus apologistas, no pueden ser cuestionados.
                La Bolivia de Evo Morales tienen el mérito haber roto con muchos de los prejuicios neoliberales: por ejemplo, la nacionalización de los hidrocarburos, una de las principales fuentes de riqueza natural de ese país, en vez de generar un retroceso económico – como lo sostiene la ortodoxia de los neoliberales – se ha constituido en un factor fundamental en el crecimiento y desarrollo de Bolivia, en estos últimos años, que ha logrado, en 2013, un 6,8% de crecimiento, y un promedio, hasta ahora, de un 5,6%. Desgraciadamente, en Chile aún predomina la casta neoliberal de los antiguos y nuevos ricos que han hecho imposible la renacionalización del cobre y de otros minerales que, por cierto, provocarían un crecimiento muy superior al mediocre 3% actual – en estos últimos meses se está reduciendo al 1% -.
                Uno de los  méritos de las políticas implementados por el ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia es el relacionado el crecimiento con políticas de igualdad y justicia social en beneficio de la mayoría de la población. Durante el primero y segundo gobiernos de Evo Morales, el coeficiente Gini – que mide la desigualdad – ha bajado de un 0.57 puntos a 4.48 puntos, lo cual significa un avance de un punto completo, mientras que Chile mantiene, durante toda la transición y hasta ahora un 0.57. El gobierno de Evo Morales ha logrado reducir la extrema pobreza – una de las más marcadas de América del Sur – de 68% al 35%, y pretende llegar, a final de su tercer mandato, al 18%.  En el área educacional, también ha alcanzado reducir el analfabetismo en forma drástica.
                Según el recién reelecto Presidente, Bolivia se convertirá en una potencia energética en la región, que se siempre se ha caracterizado por la diversificación de las fuentes naturales; Chile, a diferencia de Bolivia, tiene la energía más cara entre los países de la OCDE, y una matriz energética gasificada y muy poco diversificada; por la estupidez y empecinamiento de los chauvinistas – tipo Jorge Tarud e Iván Moreira, entre otros – Chile se ha visto impedido de construir con Bolivia un poderoso polo de desarrollo en el Norte Grande, idea que estuvo en nuestra historia, en la mente de Horacio Walker, en los años 40, pero que, con el correr del tiempo, se dejó de lado.
                Según Evo Morales, Bolivia debe convertirse en un país industrializado y, posteriormente, en generador de capital humano; Chile continúa siendo un país dependiente del cobre, a causa de las políticas neoliberales de Pinochet y de sus sucesores, los ineptos gobiernos de la Concertación.
                Vayamos al grano: “el problema no es la economía, es el poder” y Evo Morales tuvo la audacia de aprovechar una coyuntura de ruptura en la sociedad boliviana para convocar a una Asamblea Constituyente, que permitió colocar los cimientos de la fundación de la nueva Bolivia; en Chile, las castas políticas, con personajes como Camilo Escalona, Andrés Zaldívar, entre otros, se han atrevido a decir que pedir una Constituyente equivaldría a fumar opio y, en el fondo, su pretensión es seguir manteniendo los privilegios de una monarquía presidencial y con partidos feudales.

Rafael Luis Gumucio Rivas

jueves, abril 30, 2015

LA OPCION DEMOCRATICA


LAS PALABRAS DE DON JUAN

Don Juan, es un hombre como muchos hombres de nuestros barrios populares, él es un vendedor ambulante, en verano recorre las playas vendiendo helados y en invierno lo veremos parado a la salida de los colegios, ofreciendo algún dulce, que en la noche anterior, junto a su mujer elaboraron.
Él y su mujer, Rosa, resistieron a la dictadura. Muchas veces fue detenido y toda su mercadería decomisada,  eran tiempos muy duros. Pese a ello, junto a su mujer y otras familias, se propusieron crear ollas comunes, para que el pan de cada día no fuera una tarea tetánica, sino una tarea compartida. Hace algunos años me encontré con Don Juan y la Sra. Rosa, hablamos de política y él me dijo: Se olvidaron de nosotros.

Todos ellos resistieron a la dictadura en la vida cotidiana, en el día a día para poder comer, eran los años oscuros, los años con un 30 % de cesantes, sin contar el Plan de Empleo Mínimo y el Programa de Ocupación para Jefes de Hogar.
Todos ellos resistieron con la esperanza de un futuro mejor para sus nietos.

Todos ellos jugaron un rol importante en el plebiscito del 88, algunos fueron apoderados, otros se hicieron cargo de las ollas comunes, otros y otras llevaron almuerzo a los que defenderían los votos esa tarde. Pero Don Juan me lo dijo: Se olvidaron de nosotros.

Ninguno de ellos se enteró de la petición del entonces Ministro de la Presidencia formulada a las agencias de cooperación con Chile: los aportes de los organismos internacionales que llegaban a las ONG, deberían llegar ahora al Gobierno. Las primeras afectadas fueron aquellas ONG que trabajaban con las organizaciones de base y que poseían redes nacionales.

LAS ENSEÑANZAS DE DANILO
Para la mayoría de los chilenos el nombre de Danilo Dolci, les resulta desconocido. Sin embargo, al iniciarse la transición, visito nuestro país y dicto seminarios sobre acción no violenta.
Danilo Dolci, enfrento a la mafia de su tierra, Sicilia, con métodos no violentos: denuncias, ayunos públicos, escritos, ensayos, poesías, etc. En sus enseñanzas, señalaba: “la relación mafiosa consiste esencialmente en una red de favores y complicidades”. En segundo lugar, para que existan relaciones mafiosas, se necesitan dos personas: “el que quiere corromper y el que está dispuesto a corromperse” y de esta relación surge la complicidad.

Nuestro imaginario acotado entiende como mafia lo que el cine nos ha graficado como la familia Corleone, a través de la zaga El Padrino, pero las relaciones mafiosas no son exclusivas de los Corleone o de los Tattaglia. Las relaciones mafiosas, como las definió Danilo Dolci, invaden  muchas esferas de la vida social.

La corrupción no es otra cosa que la perversión de las instituciones, las cuales son vaciadas de su contenido original, conservan las estructuras externas, pero en su interior operan relaciones mafiosas.
Las relaciones mafiosas siempre tienen un jefe superior, un hombre o una mujer, con poder. Poder que consiste en hacer su voluntad a cualquier precio sobre la base de la amenaza y de la promesa de prebendas. El poder del jefe radica en una amplia red de contacto, de tal forma que basta una llamada o un was up, para pedir o negar un favor, para acordar o rechazar un negocio, para estigmatizar al que no se doblega y ensalzar al corrupto.

Las relaciones mafiosas son jerárquicas, el jefe tiene varios lugares tenientes, cada uno de ellos preocupados de alguna esfera de interés y cada uno de ellos a su vez tiene un contingente; todos sin excepción, ejecutan la voluntad del Jefe, para estos eslabones inferiores lo que prima es la obediencia sin preguntar, es la ejecución sin interrogar la razón de dicha acción, es la total ausencia de deliberación.

Así sucedió en Italia en los años 80, el congreso italiano entendió que su rol no era legislar y ser garante de los derechos de las personas, sino que era la oportunidad para poner al estado a los pies de las grandes transnacionales, recibiendo con ello estipendios, granjerías y muchos de ellos terminaron siendo personas acaudaladas. De esta vorágine de corrupción, ni el vaticano estuvo exento. El Banco del Vaticano, fue el ente que posibilito las operaciones de fraude, lavado de dinero, etc. La Curia y el papado no pueden decir que no sabían, todos los intentos de la justicia por detener al obispo Paul Marcinkus, contaron con una cerrada defensa o con una defensa corporativa y cuando las defensas son corporativas, todos han gozado de los beneficios de la complicidad.

NOSOTROS
En nuestro país, los esfuerzos por anestesiar nuestra memoria y enajenarlos en nuestra vida cotidiana, tiene como protagonistas eximios a  las dos grandes cadenas de prensa escrita, como también  a las grandes cadenas  de radios y de  Televisión.  De hecho, existen acontecimientos que nunca aparecerán en pantalla o que la prensa escrita lo comunicara en el fondo de la página, la cual rara vez es leída por la mayoría.

¿Alguien se acuerda de los pinocheques? ¿Alguien recuerda los pro-hombres involucrados en el MOP-GATE? ¿Quién recuerda que en el caso INVERLINK? En este caso,  la secretaria era la culpable y no el Presidente del Banco Central. ¿Los electores recordarán cuantas acciones de fiscalización han impulsados los diputados de sus distritos? ¿Quién recuerda los cobros ilegales de la POLAR que afecto a miles de chilenos? ¿Alguien recuerda los nombres de los responsables de la colusión de las farmacias? ¿Recuerdan el favor del Gobierno de Piñera para hacer viable la tienda Johnson y luego venderla a Horst Paulman? ¿Quiénes fueron los funcionarios que posibilitaron estas operaciones?

En regiones las actos de corrupción no ocupan más de tres días  en primer plano, un robo, un volcamiento o cualquier hecho de sangre se esforzara por adormecer nuestra memoria, pero cada región tiene su caso: en Arica, el ex alcalde Waldo Sakan y otros concejales han sido condenados por fraude al fisco; en el Gobierno Regional de Valparaíso, nuevas denuncias de corrupción por mal uso de los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional. Los fondos denominados 2%, en muchas regiones son entregados al arbitrio de los Consejeros Regionales, independiente de las bases de los concursos y de las evaluaciones técnicas.
Los actos de corrupción que hemos conocido en los últimos meses, no son actos recientes, son actos cuyos padres están en los hechos anteriormente señalados.

La explicación para ello es muy simple, a los otros no les pasó nada o el costo que pagaron  fue muy bajo para la ganancia obtenida y esta se obtuvo por el silencio cómplice, por la obsecuencia mostrada al Jefe y esa obsecuencia, el jefe la valoriza y la premia porque se trata de alguien en quien se puede confiar.

Cada hecho de corrupción que no es sancionado, provocara en el sujeto que lo realiza, un acto más corrupto que el anterior.

La corrupción afecta nuestra vida cotidiana, afecta el que-hacer de miles de hombres y mujeres, porque los honestos que ven estos actos, que ven como algunos se enriquecen de la noche a la mañana, terminan preguntándose por de las oportunidades que el estado le brinda, por el sentido de su propia existencia. Tal vez por eso hoy, en nuestro país, las enfermedades mentales van en aumento. ¿Qué tienen que ver las noticias que los chilenos y chilenas escuchan, leen o ven, con su vida cotidiana? Pareciera que sus problemas son solo de ellos y no son vividos por un conjunto social y esta dicotomía, entre lo que se les informa y su vida cotidiana, se aloja en el alma.

Durante años, las encuestas vienen mostrando la poca credibilidad y adhesión de la ciudadanía hacia las coaliciones políticas y del congreso. Son los más mal evaluados. Esta falta de empatía entre la ciudadanía y la elite política, se manifestó en la última elección con una alta abstención.

Esta alta abstención  provocó una serie de debates en los diversos medios de prensa y en estas tertulias surgieron ideas como volver al voto obligatorio, tal vez un bono para el que acuda a sufragar, aumentar el estipendio para quienes sean apoderados. En ninguna reunión, en ningún programa, en ninguna tertulia se hicieron la pregunta de fondo: ¿Por qué perdieron la confianza de la ciudadanía?
Esta alta abstención  no fue suficiente para enmendar el rumbo, optaron por el camino equivocado, por aquella ruta que no restablece las confianzas: inventaron nuevas leyes, como el cambio al sistema binominal y cuyo resultado electoral  tendrá pocas diferencias con el vigente.

Hoy la respuesta está frente a sus ojos y no la quieren ver: la confianza se perdió porque los responsables de la acción pública se olvidaron de lo público, de lo colectivo, de lo que atañe a las personas día a día, de legislar en beneficio de las mayorías.

Todo lo contrario, hoy los hechos demuestran que gobernaron para las minorías, para aquellos que financiaron sus campañas en forma ilegal. Hoy el congreso no es posible verlo por bancada de partidos, hay que observarlo por las bancadas de las empresas que tienen representación.
La lucha de Caldera por tener un aire limpio, o la defensa de los habitantes de Punta Choro contra la instalación de una  central termo eléctrica, era y es una verdadera lucha entre David y Goliat.

En todas estas situaciones y en muchas otras, ¿Cuál fue el rol de los organismos públicos mandatados para preservar el medio ambiente? ¿Cuántos llamados telefónicos desde Santiago se producen cuando las COREMAS regionales deben de votar una aprobación de evaluación medio ambiental? ¿Alguien cree que estas situaciones la ciudadanía no las percibe?

Desde que se fue el dictador se ha instalado una falacia: Si no damos facilidades a los privados, no se generara empleo.

Con la construcción de “Hidroaysen” la voz oficial señalaba que Chile necesitaba más energía y que todos teníamos que hacer un esfuerzo para entender dicho proyecto y la necesidad de su construcción. Pero de haberse construido dicha central, ¿Quiénes ganaban?  Obviamente no era el Estado, tampoco los ciudadanos, el gran ganador era grupo económico, de nuestro país, que deseaba aumentar su control sobre la energía.

¿CÓMO PARAR LA CORRUPCIÓN?
La corrupción hay que pararla con más democracia o con una profundización de la democracia, y este camino de llama Asamblea Constituyente. No podemos confiar la elaboración de un nueva Constitución, al  corrupto parlamento que tenemos, ya sabemos de qué son capaces.

Pero ¿Cómo profundizar la democracia?

En primer lugar es necesario que cada ciudadano y ciudadana, recupere su propio poder, se haga dueño de su destino. Nuestro futuro depende única y exclusivamente de nuestras decisiones, de nuestra voluntad. Es el poder de uno mismo.

Todos los parlamentarios y todas las autoridades electas lo son, porque nosotros, a través del voto, les hemos transferido nuestro poder a ellos. Las autoridades  son nuestros mandatados y ningún parlamentario o consejero regional o un concejal nos pueden mandar, menoscabar en nuestra dignidad y menos imponer un orden autoritario o  nos pueden imponer su voluntad.

La usurpación de la soberanía por parte de los parlamentarios, descansa única y solamente en que cada uno de nosotros hemos abandonado el poder que habita en nosotros. Debemos organizarnos para recuperar nuestra soberanía.


Hoy la existencia de las redes sociales nos permiten  ejercer nuestro poder de presión a los concejales, consejeros regionales y parlamentarios, para que piensen en el bien común y repudiar las votaciones que van contra los intereses de la mayoría.

miércoles, abril 29, 2015

El Discurso de la Presidenta y mi Opinión

Hoy en la noche la presidenta anuncio una serie de medidas administrativas y legislativas respecto a la probidad pública o si se prefiere medidas anti-corrupción.

1. Las nuevas normativas para los partidos políticos aparecen como adecuadas, pero tengo una opinión y una propuesta.

La opinión es si estas medidas contribuyen a desbaratar las maquinas internas que hay en los partidos y que terminan controlando, el mejor ejemplo es el PPD , que debería de ser PPG (Partido Para Girardi).

La propuesta es que los partidos sean financiados por sus militantes y esos aportes se descuentan de sus impuestos.

De hecho el resto de los ciudadanos, a través de nuestros impuestos pagamos el sueldo de nuestros Honorables  parlamentarios.

2. No hay que confundir Funcionario de Estado con Funcionario de Gobierno. Estos últimos son los que nombra el Gobierno que asume la conducción del Estado y terminan su cometido cuando llega otro Gobierno. Estos reciben sueldos que muchas veces superan los de los funcionarios de Estado.

Los funcionarios de Estado son aquellos que pertenecen a la planta de cada institución pública. Hay de dos tipos. Aquellos que son una piedra en el zapato para la autoridad de turno, porque se apegan a la probidad y a los procedimientos establecidos de buenas prácticas de la gestión pública. 

Existe otro grupo que raudamente rinde pleitesías y le enseñan a la nueva autoridad como usar diversos trucos para que logren sus propósitos.

Ningún gobierno de la Concertación se ha preocupado de mejorar la labor del Funcionario de Estado, todo lo contrario, los hechos demuestran que prefieren la existencia de funcionarios de gobierno y la ANEF, se ha mantenido en una actitud complaciente con todos los Gobiernos.

3. Frente a las propuesta de probidad que se enviarán al congreso, estas ¿Llegarán a buen puerto? La duda radica en que hoy el parlamento, no sólo carece de aceptación de la ciudadaníatambién esta conformado por varios corruptos, ¿alguien se imagina legislando en estas materias a Moreira o a la Enna u otros cuyos nombres se me escapan o no quiero mencionar? Se requiere un parlamento probo.

4. La presidenta también anuncio que se fortalecería el rol de SERVEL, dado autonomía constitucional, pero hay que agregar otras instancias, como son el Servicio de Impuestos Internos, las Super Intendencias y también el Servicio Civil. Una buena idea que ha sido pervertida por los corruptos de siempre.

5. Fuera Todos los Corruptos. Las palabras deben ser acompañadas por hechos, por acciones que la ciudadanía asuma que la cosa va en serio y por ello la presidenta debería sacar de sus responsabilidades públicas a todos los corruptos. Creo que este gesto serviría para restablecer la confianza pública en la Presidenta.




domingo, abril 12, 2015

´NDRANGHETA


Roberto Saviano, en su libro CeroCeroCero, dedica un capítulo al árbol que él denomina ´NDRANGHET, describiéndolo como “sus principales méritos se cuenta el de proteger su crecimiento de modo que apenas se vislumbrará ocasionalmente algún atisbo. Nunca el todo, nunca la extensión íntegra de la copa del árbol, y aún menos el reflejo de su perímetro en la profundidad de sus raíces. Así, ha sido finalmente el propio árbol, gracias a sus dimensiones demasiado extensas para ser abarcadas por la mirada, el que se ha hecho sombra por sí solo”.[1]

Saviano no está describiendo un árbol, de hecho él no es  silvicultor, es un escrito italiano que, desde el año 2006, vive con una escolta permanente por describir los procesos de la mafia italiana, las zonas de comercio que controlan, entre ellas la moda.

Lo que describe, en el libro ya citado,  es la forma moderna como se ha organizado la mafia en Italia y cuyo negocio es el control de la cocaína proveniente de Colombia, con destino a Europa, Australia y el resto del mundo. Dicho de manera simple, se compra la droga en América Latina y se traslada a diversos puertos de Italia o Europa; embarques que son esperados con sigilo, retirado de los lugares de almacenamiento y, posteriormente, distribuirlos. Las formas de transportar la droga dejan a la ficción como un cuento de niños.
Estas formas de compra y posterior traslado, demanda una organización altamente afiatada, con lazos de lealtad a toda prueba, con una jerarquía rígida y con roles definidos desde la cúpula más alta  hasta el esbirro de menor monta.

Quien cae en desgracia, en otras palabras es detenido, enjuiciado y encarcelado, recibe la protección de la ´Ndrangheta.

Dado que los brazos de la ´Ndrangheta son extensos, estos poco a poco van capturando las más diversas instituciones públicas, las cuales deben de actuar de acuerdo a lo que determina el capo de la ´Ndrangheta; por esta razón detenerlos y enjuiciarlo no es una tarea fácil, ya que muchos altos oficiales de la policía, por ejemplo,  están cooptados como, también, una amplia línea de jueces.

La lucha de fondo del estado Italiano, pese a que en su interior la ´Ndrangheta tiene a varios empleados, es terminar con esta organización criminal. Ellos saben que el no hacerlo puede significar un derrumbe del Estado italiano.

Por otra parte recordemos que en Italia, a comienzos de los años 90,  siglo recién pasado, se descubrió una red de corrupción que implicaba a los principales partidos políticos con los diversos grupos empresariales e industriales.

En su Libro “El Nombre de Dios”, el escritor David Yallop, sugiere que la decisión del Papa Juan Pablo I, de producir cambios radicales en el Banco del Vaticano con el fin de romper las relaciones con la mafia, le costó la vida.

El proceso de probidad y transparencia, llevada a cabo por los Tribunales de Justicia italianos, se denominó Manos Limpia;  se inculpo a todos los responsables independiente de sus embestiduras, pareciera que la consigna fue: “caiga quien caiga”.  Fueron varios los ex primeros ministros de la Democracia Cristina y del Partido Socialista italiano que debieron ir a los tribunales.

Este proceso de manos limpia fue un proceso de sanación para la democracia italiana, se combatió con mecanismos democráticos la corrupción, el cohecho, el lavado de activos, los fraudes al fisco, etc. Esto es posible cuando los mecanismos democráticos e instituciones probas desarrollan su labor con autonomía, sin presiones; esta forma de proceder le brinda seguridad, transparencia y confianza a la ciudadanía.

Hoy Italia y muchos países del mundo continúan su lucha contra el narcotráfico y contra los actos corruptos de sus políticos y/o empresarios.

En los actos de corrupción que involucran a personas con alta responsabilidad en el Estado, suelen argumentar que no es posible investigar por razones de Seguridad de Estado.

Las razones de Estado no son para guardar o proteger los actos corruptos de unos pocos  o,  a una red de complicidad, sino para proteger los intereses de la mayoría que demandan transparencia y probidad. Las razones de Estado son para perseguir y llevar a juicio a los corruptos, para aquellos que sobreponen sus particularísimos interese por sobre los interés de la mayoría.

Los últimos hechos acaecidos en nuestro país nos invitan a un discernimiento a cada uno de nosotros y te propongo una forma lúdica de abordarlo.

Amigas y Amigos, los invito a un juego: Toma una hoja de papel en blanco, dibuja un árbol con raíces profundas y ramas muy extensas y gruesas, también agrega una copa que no logras ver, porque esta fuera del alcance de tu vista.

Ubica en ese árbol al SII, al Tribunal Constitucional, a SQM, a Penta, a las empresas de lobby que asesoran a estos últimos y agrega a quienes tú estimes pertinente.
Que lo disfrutes, porque en este juego no está permitido deprimirse.

Omar Williams López
Iquique



[1] Roberto Saviano, CeroCeroCero, pagina 215.

viernes, abril 10, 2015

POPULISMO POPULAR Y BONAPARTISMO DEMOCRACIA SIN PUEBLO Y SIN PARTIDOS



Hay una falsa imagen idealizada de la democracia y de los partidos políticos chilenos, que pasa de largo el decenio de exclusiones que va desde 1948 a 1958, desde la Ley de Defensa de la Democracia hasta el Bloque de Saneamiento Democrático, que derogó la “ley maldita”, incluso, podría extenderse hasta 1964, fecha del triunfo de la Democracia Cristiana. El carácter central de este período es el rechazo a la política y a los partidos, algo no muy distinto a la actualidad.

En 1952 el gobierno radical de Gabriel González Videla, que se había caracterizado por la formación de gabinetes integrados por todos los partidos políticos chilenos, había caído en el mayor de los desprestigios: los radicales eran la expresión del máximo de la corrupción y de los escándalos que, además de perseguir a los comunistas que habían colaborado para su elección, la inflación llegaba a más del 50%, provocando la famosa huelga de la chaucha - a raíz del alza de 20 centavos de peso por el boleto de locomoción - y la aventura del complot de colliguay del auto secuestro de Mass y Soto.

Como siempre, los partidos políticos de la época estaban convencidos de haber detenido la rueda de la historia: cada uno de ellos se preparaba para las elecciones presidenciales de 1952; se sostenía que el populismo no tenía cabida en Chile – solo había habido una experiencia en la dictadura de Carlos Ibáñez (1927-1931), que había terminado a causa de la crisis de 1929 que, en Chile llegó tarde, hacia el año 1931. El Chile nuevo de Ibáñez poco tenía que ver con la dictadura de Primo de Rivera, en España, o con el fascismo italiano.

Los radicales creían, sin darse cuenta del rechazo popular que generaban, que podía repetirse el gobierno con el insulso candidato Pedro Enrique Alfonso, apoyado por la Falange. Liberales y conservadores estaban convencidos de que esta vez llegarían al poder con Arturo Matte Larraín, del clan Alessandri, sin embargo, el ex dictador Carlos Ibáñez ganó las elecciones por más de 400.000 votos. Es sino de la derecha ha sido siempre el creer que va a ganar y, así, recuperar el fundo que es este país – ojalá se repita se repita nuevamente la situación-.

A los 80 años, Carlos Ibáñez del Campo ya no era el mismo del Chile nuevo y del “termocauterio por arriba y por abajo”, sino que hizo un gobierno completamente errático: al comienzo se alió a Juan Domingo Perón - quiso imitar al justicialismo – en este período lo apoyaban los socialistas populares de Raúl Ampuero y los agrario-laboristas; al poco tiempo, los primeros se pasaron a la oposición e Ibáñez, en pleno desastre intentó un gabinete, presidido por Eduardo Frei, con plenos poderes, pero esta fórmula fracasó a causa de las intrigas de Rafael Tarud, en ese entonces jefe del partido agrario-laborista. Posteriormente, integró al gabinete a Jorge Prat, un nacionalista-fascista portaliano, director de la revista Estanquero – uno de los prosélitos de esa tendencia era Sergio Onofre Jarpa, líder de la derecha del Partido Nacional.

El Mercurio, que siempre ha querido dirigir los distintos gobiernos, dedicó una serie de Editoriales al problema de la inflación que, en 1957, había llegado al 83% - pensar que en la actualidad el 10% es materia de alarma-. Agustín Edwards gestionó, en Estados Unidos, la venida de una Comisión llamada Klein Saks, cuya misión consistía en terminar con la inflación en base a la clásica política derechista de reducir el gasto fiscal y, sobretodo, los sueldos y salarios que, anteriormente, se equiparaban al costo de la vida; la misión fracasó rotundamente debido al corporativismo de los empresarios que, como siempre, vivían del  Estado, y de las huelgas obreras. Al final, el gobierno de Ibáñez terminó firmando la derogación de la Ley de Defensa de la Democracia y la promulgación de la Ley Electoral que, por medio de la cédula única, combatió el cohecho.

Es difícil calificar de populista al errático gobierno de Carlos Ibáñez, pues es una sombra comparado con Getulio Vargas o con Juan Domingo Perón, mas bien le correspondería el título de un gobierno anti político, que terminó ahogado por la inflación y la poderosa combinación opositora de “todos contra Ibáñez”.

En 1958, el empresario neurótico Jorge Alessandri Rodríguez intentó realizar un gobierno gerencial sobre los partidos, supeditando a la derecha al poder presidencial, sin embargo, terminó con un desastre económico y la pérdida de la mayoría parlamentaria, que lo obligó a integrar a los radicales al gabinete.

En la elección de 1958 apareció un personaje que encarnó al populismo: Antonio Zamorano Herrera, el cura de Catapilco, una pequeña localidad entre Zapallar y La Ligua; en esa zona los gamonales era la familia Irarrázabal, dueños del latifundio desde 1891. El cura de Catapilco era un personaje que hacía muy entretenidas las funciones en la Cámara de Diputados acusando a los dueños de fundos de tratar a los campesinos peor que a los cerdos.

El cura de Catapilco logró, en las elecciones presidenciales de 1958,  -   exactamente el mismo porcentaje que Salvador Allende necesitaba para triunfar sobre Alessandri - la justa paliza propinada por los diputados socialistas, que lo acusaban de haber sido comprado por los candidatos de la derecha.

A partir del plebiscito de 1988, el populismo anti partidos se encarna en empresarios: en 1989 se presenta como candidato Francisco Javier Errázuriz, un empresario que, según él, había hecho su fortuna criando pollitos; su lema fue terminar con la UF. Logró una altísima votación – un millón de votos- con el 15,48%, apenas la mitad de Hernán Buchi , que obtuvo dos millones de votos.

En la actualidad, la política no puede estar más desprestigiada: ambas combinaciones bipólicas son ampliamente rechazadas por la ciudadanía: de 11 millones de electores potenciales sólo están inscritos ocho millones, es decir, cuatro millones rechazan el sistema político.

El Parlamento es una de las instituciones más desprestigiadas y la profesión de política es asimilada con el robo y el fraude. Abundan los casos de escándalos, que son destacados profusamente por la Prensa de derecha, cuyo interés simulado es convertir la política en algo banal.
   
   Vista esta catastrófica situación, sería apenas lógico que surgiera un populismo anti partido, sin embargo, no ha aparecido un líder carismático que pueda canalizar este descontento, hasta ahora larvado. .

En el miserable Chile de hoy lo único que importa es la riqueza y se hace necesario hacer ostentación de ella: los ricachones están seguros de que su propiedad privada no será tocada jamás por el gobierno; no irán a la cárcel por uso de información privilegiado u otros delitos económicos, a lo único que temen es al asalto de sus propiedades, por eso piden mano dura frente a la delincuencia, en vez de promover el empleo entre los jóvenes y la justicia social para los ciudadanos más desprotegidos.

 


Rafael Luís Gumucio Rivas